<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36306638\x26blogName\x3dSevilla+a+examen\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/\x26vt\x3d3520274169534448124', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El Ojo de Sevilla

23 octubre 2006

¿Qué le pasa a mi Sevilla?
Soy sevillano desde hace 25 años y lo siento con orgullo. Esta ciudad, que tanto fue en el pasado, que tanto aspiraba en el 29 y que tanto aspiró en el 92, está irreconocible. Su gente, antes cosmopolita, abierta, dispuesta a adoptar todo aquello que viniera de fuera y valiese la pena...La desidia se ha convertido en su filosofí­a. No se hace nada desde el 92 (¡y a qué precio!). Una ciudad reconocida en el mundo entero; una ciudad en decadencia. Basta con asomarse a sus parques, a sus calles, a sus plazas (¿qué fue del esplendor de la Plaza de España?)... es una ciudad abandonada, descuidada.Pero eso no es lo peor. Lo peor es que nadie dice nada porque nadie osa tener las pretensiones de nuestros antiguos. Nuestros políticos, ¡todos!, no dejan de ser la mera representación de lo que somos los sevillanos. "Sevilla, lo mehó der mundo"...Poco queda ya de aquel sevillano vivo, alerta a lo que sucedía en su ciudad y fuera de ella. Hoy estamos inmersos en la cultura del centro comercial, el fútbol y los botellones. ¡Sevilla!...¡despierta!.
Fran.