<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36306638\x26blogName\x3dSevilla+a+examen\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://sevillaaexamen.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/\x26vt\x3d-3922652398475252999', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El Ojo de Sevilla

28 octubre 2006

Metro.
"Pasarán dos años más antes de que los sevillanos puedan subir al Metro" así reza el titular del diario 20Minutos de Sevilla, ¡Dos años más, nada más y nada menos!. Desde que las obras comenzaran en octubre de 2003 hemos sido espectadores (y afectados) de problemas, problemas y más problemas. Dos años más nos espera de obras, ruidos, cortes al tráfico, de molestias a fin de cuentas. Uno puede pensar que es normal que una obra de semajante calibre ocasione todo eso y más. Y si, es normal. Las obras siempre molestan. Unas más que otras, pero molestan. ¿Y lo bien que quedará todo al final?. Madrid es un ejemplo claro de ello. Siempre hay obras en Madrid y siempre hay quejas. Pero Madrid es Madrid gracias a esas obras. "Obras" es sinónimo de "avance y prosperidad". Eso nadie lo discute.
El problema viene después. Cuando no existe orden en ese plan de obras, ¡cuando no existe plan!. Cuando la improvisación es la regla de oro. Profundizando un poco, no mucho, se observa que no solo son ruidos, molestias y cortes al tráfico. Detrás de todo ésto también hay
comercios que se están cerrando, familias que están perdiendo sus empresas sin recibir ni un euro de ayuda por las pérdidas ocasionadas, aunque si las que normalmente ya recibían. Cuando uno observa que cada metro que avanzan aparecen grietas en los edificios más cercanos y socavones por doquier, da miedo pensar qué pasará cuando haya trenes en funcionamiento por esos túneles, con gente dentro, originando pequeñas vibraciones, pero constantes.
El único metro que parece seguro es ese tranvía al que han llamado "Metrocentro" para que tenga algo de "metro". No está mal que tras 3 años de problemas y retrasos vayamos a disfrutar de una línea de metro, mejor tranvía ¿verdad?, de algo menos de 3 kilómetros de recorrido.
"El metro de sevilla es ya una realidad", pero es una realidad desde hace mucho tiempo para muchas familias a las que les ha supuesto la ruina. Dará gusto montar en el metro y pensar "¡Qué trabajo costó, qué de sacrificios...pero qué cómodo voy aquí sentadito!"