<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36306638\x26blogName\x3dSevilla+a+examen\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/\x26vt\x3d3520274169534448124', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El Ojo de Sevilla

24 mayo 2011


Sevilla: esperanzadas deseadas

Vuelvo a mi blog por motivos que no escondo. La esperanza con el cambio ha despertado en mi el deseo de volver a escribir. Sevilla ha dado un paso adelante con el cambio, y digo con el cambio. Años de enquistamiento político había llevado a la ciudad al borde del desastre. Una ciudad desgobernada, endeudada y únicamente pendiente de intereses personales y partidistas.

La nueva era comenzó el 22M. Solo el tiempo dirá cómo nos irá pero me atrevo a vaticinar que no puede ir a peor. Son muchos los que no entienden ésto. ¿Qué podía hacerse peor?

Pero que nadie se lleve confusiones. Estoy encantado con el cambio pero eso no significa que vaya a ser ni mas ni menos exigente. Desde hoy le pido al señor Zoido que no defraude. Que no se convierta en un Obama de turno (con el que podemos abrir fábricas y fábricas de paja de lo bien que la vende).

Así que lo dicho. Bienvenido sea el cambio, bienvenido sea señor Zoido.

Etiquetas: