<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36306638\x26blogName\x3dSevilla+a+examen\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://sevillaaexamen.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/\x26vt\x3d-3922652398475252999', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El Ojo de Sevilla

27 diciembre 2006

Recuerdo cuando no hace mucho entraron los diarios gratuitos a Sevilla. La noticia estaba en la calle, ¡nunca más cierto! Primero uno, luego otro y luego otro y otro. Todos y cada uno con un estilo con un público, aunque la mayoría jóvenes (y “jóvenas”, como dirían algunos). Recuerdo que se habló mucho de estos diarios y recuerdo además como mencionaban lo innovador del formato gratuito importado de Europa. Hoy estos periódicos son conocidos por todos: 20Minutos, Metro, Qué!, ADN, A todos nos gustan.
Recuerdo además como en Sevilla hasta los quiosqueros se quejaban de lo que podrían afectar a sus ventas y cómo el alcalde incluso tomó medidas para que los repartidores guardaran obligatoriamente una distancia mínima con los primeros…¡en fin!
Pero algo se pasaron los grandes medios al hablar de tal acontecimiento. Estos periódicos, de los que yo soy un gran lector como demuestro en este blog, no fueron los primeros en llegar a Sevilla con su tirada gratuita. Hace exactamente 10 años, una pequeña empresa se atrevió a publicar lo que sería el primer periódico de tirada gratuita en la ciudad: Casco Antiguo.
Pero no quiero ser yo el que siga escribiendo. Dejo como testimonio algunas joyas que se han publicado en el número especial que han impreso recordando tan hazaña.

Casco Antiguo, el periódico que tiene entre sus manos, ha cumplido diez años. La efemérides nos llena de orgullo y satisfacción a cuantos realizamos las páginas de este periódico, pues significa que el proyecto informativo goza de buena salud y está plenamente arraigado en la realidad sevillana. En un mercado tan cambiante como el de la prensa gratuita, donde las publicaciones aparecen y desaparecen antes de que el público haya podido familiarizarse con ellas, cumplir una década es, además de un difícil reto, el mejor signo de madurez.
Rafael Iglesias






En cierto lugar de España
hay un público colegio
donde aprenden los chavales
a ser hombre de provecho.
Al director de la cosa,
que es un gilón de barbero,
porque es preciso ser gili
para parir tal engendro,
no se le ocurre otra cosa,
hace falta ser cateto,
que prohibir este año
en las aulas de su centro
las referencias normales
en los días navideños.
Ni una estrellita de plata,
ni un mínimo nacimiento,
ni un tímido villancico,
nada que traiga el recuerdo
de un humilde pesebre
del gran acontecimiento.
El gilipollas alega
con gilipollas criterio,
que al ser un colegio laico,
al tener tal privilegio,
los alumnos no creyentes
puedan sentirse molestos
antes absurdas alusiones
al prodigioso suceso
que celebran los cristianos
hace muchísimo tiempo.
“Afuera” aparte, una pléyade
de ilustrísimos cerebros
laicos de toda la vida,
y yo creo que algo menos,
se descuelgan por las buenas
con un peregrino invento:
Son las Navidades laicas,
contrasentido tremendo,
que aparte de una chorrada
es un error de concepto.

Por propia naturaleza
estos pascuales festejos
son festejos religioso,
pues celebran, en efecto,
hace más de dos mil años
un divino nacimiento
el nacimiento de Dios,
la Natividad es eso.
Es por lo tanto imposible
laicizar ese misterio.
Yo religioso no soy,
y yo en los curas no creo,
pero me entretiene mucho
leer los cuatro Evangelios,
y la Navidad me causa
un importante respeto.
Y estas fiestas, este año,
que yo nunca las celebro,
voy a cantar villancicos,
voy a montar el nacimiento,
voy a tocar la zambomba,
que es el más borde instrumento,
graciosamente vestido
de niño campanillero,
y cuando vengan los Reyes,
yo voy a tirarme al suelo,
pasando la Cabalgata,
para coger caramelos,
y voy a ponerme púo
con la sidra del Gaitero.
Y le dedico mi gozo
al director del colegio,
a los laicos de garrafa,
y a los progres por decreto.
Y aquí el pobre descreído
quiere expresar sus deseos
a tantísimos cristianos,
niños, mayores y viejos,
de una Feliz Navidad
y un muy próspero Año Nuevo.



José Antonio Garmendia


No puedo transcribir todo el periódico, he escogido al azar dos fragmentos. Pero no quisiera dejar esta oportunidad y animar a todos los sevillanos a que lean este periódico, a que lo disfruten tanto como yo hago.
¡¡Felicidades Casco Antiguo!!