<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36306638\x26blogName\x3dSevilla+a+examen\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/\x26vt\x3d3520274169534448124', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El Ojo de Sevilla

09 diciembre 2006

Carril bici en Sevilla.
Mientras anuncia a bombo y platillo la creación del carril bici (no lo hacen para otra cosa), nuestro inteligentísimo alcalde vuelve a las andadas. “La grúa ha retirado de las calles más de 60 bicis mal aparcadas”, al menos eso dice el titular del 20 Minutos. Bueno, está claro que o no se han puesto de acuerdo las distintas delegaciones, o alguien ha visto el negocio en esto de las bicis. Por un lado fomentan el uso de este medio de transporte, se gastan lo necesario para hacer un carril bici (a costa de lo que sea) y claro, ahora viene el tío Alfredo con las rebajas.
¿Quieres una bici?, muy bien, cómprala. ¿Quieres un carril para que puedas circular?, muy bien, yo te lo pongo (que me tienes que votar), eso si, ¿no pretenderás que lo pague el Ayuntamiento (es decir, todos los ciudadanos)?...no no. Eso lo pagas tú, ciclista. Para empezar dame..no sé…¡tu bici!. Luego te compras otra y ya veremos. ¿”Ande” andarán tantas bicicletas retiradas?
Volviendo a la serenidad, son cosas que se escapan a la razón, de verdad. Gastan dinero en crear un carril bici (que me parece perfecto siempre y cuando se haga con planificación*), y más tarde se encargan de retirar bicicletas “mal aparcadas” (y lo pongo entre comillas porque ya tiene que estar mal aparcada una bici para que sea un obstáculo). Uno piensa (no como en el Ayuntamiento) que cuando se hacen obras de tal envergadura y se invierten millones en su fomento y publicidad, todo está milimétricamente planteado. Es evidente que si construyes un carril para bicicletas y animas a la ciudadanía a usarlo, ésta se animará a hacerlo. Por tanto, si la lógica no me falla, el número de bicicletas en circulación aumenta. Como consecuencia, el aumento de bicicletas hace que hagan falta más aparcamientos para éstas. ¿Y quién es el responsable de poner estos aparcamientos?...
En fin, Señor Monteseirín, ¿cuánto son 2 más 2?...¡y encima es “Excelentísimo”!

*Plan general, metódicamente organizado y frecuentemente de gran amplitud, para obtener un objetivo determinado, tal como el desarrollo armónico de una ciudad, el desarrollo económico, la investigación científica, el funcionamiento de una industria, etc. Real Academia Española

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

No creo que una opción de futuro sea legitimar el mal uso de las bicicletas amparando la argumentación en la construcción de un carril bici.

Por esa misma razón, sería legítimo aparcar mal el coche por construir carreteras.

martes, 12 diciembre, 2006

 
Blogger El Ojo de Sevilla said...

En eso tienes toda la razón. Pero no me amparo en la construcción de un carril bici, sino en la no construcción de los aparcamientos convenientes. Es como aparcar mal el coche por no contruir aparcamiento alguno. Cuando un organismo fomenta algo, lo que sea, debe estudiar sus consecuencias positivas y negativas, y en consecuencia tomar medidas no solo correctoras, sino preventivas. Y dentro de esas medidas preventivas, es de fácil entender que un mayor uso de la bicicleta ocasione una mayor necesidad de estacionamiento.
En definitiva, lo que pretendía decir era que no se puede fomentar el uso de la bicicleta sin dar solución a uno de sus principales problemas: dónde dejar la bici. En ningún caso justifico el mal aparcamiento de este transporte, pero si lo comprendo.

martes, 12 diciembre, 2006

 

Publicar un comentario

<< Home