<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36306638\x26blogName\x3dSevilla+a+examen\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/\x26vt\x3d3520274169534448124', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El Ojo de Sevilla

01 abril 2007

La nueva imagen de Sevilla en Semana Santa
Hay que reconocer que la peatonalización de las principales calles de Sevilla ha sido un acierto. Caminar por el centro sin preocuparse por coches, autobuses, camiones... ya veremos si de tranvía. Pero ha sido un acierto. La catedral lo necesitaba. Su color delataba su necesidad. Hacía mucha falta y quien diga lo contrario es que tiene ganas de hablar. Otra cosa es el cómo. El gusto con el que lo han terminado es relativo. Han querido "europeizar" Sevilla y no han tenido en cuenta que Sevilla tiene un estílo propio. Ni mejor ni peor, simplemente propio. Y no se trata de quedarse trabado en lo antiguo, si no de no borrar su sabor. Hay que avanzar y no estancarse, pero tampoco ignorar el pasado.
Hay muchas cosas que cambiaría: no me gusta el suelo, aún reconociendo que son losas de granito de calidad. Es demasiado homogéneo, demasiado triste. No entiendo lo árbolitos que han puesto. No comprendo que trataban de conseguir poniéndo naranjos en semejante avenida. Naranjos centenarios, gruesos y fuertes. Pero naranjos a fin de cuenta. Que no me quieran vender la moto, esos árboles no van a dar sombra suficiente. Y las palmeritas esas que han puesto luego... bueno, muy bonita si quedan pero no hablemos de su sombra porque no quiero bromear. Ahora se está hablando de poner unos toldos. Bueno, a ver qué hacen... yo tiemblo.
Pero una de las cosas que más pena me dan, ahora que estamos en plena Semana Santa, es lo poco que lucen las cofradías por la avenida. ¿Soy el único que piensa que hay excesiva luz?¿tanto que en plena noche parece que es de día? No digo que eso no quede bien el resto del año, pero en Semana Santa... Pocas veces he disfrutado de las sillas en La Constitución, pero sufientes para comprobar que las farolas que había antes arrojaban una luz anaranjada y ténue que conseguía, junto con la candelería de los pasos, una atmósfera especial. Eso no ocurre ahora. Tanta luz hay que no se aprecia la de los círios. Espero que el Ayuntamiento y su Excelentísimo se percaten y tomen medidas. Sería fácil, muy fácil.