<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36306638\x26blogName\x3dSevilla+a+examen\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://sevillaaexamen.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/\x26vt\x3d-3922652398475252999', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El Ojo de Sevilla

21 mayo 2007

Zapatero en Sevilla
El Presidente de España nos va a visitar. Viene a reunirse con los trabajadores de Delphi, luego hará lo suyo con nuestro Excelentísma cabeza de Ayuntamiento. Es lo lógico y normal. Viene a decir que "no los abandonará", que estará a su lado en todo momento. Hasta aquí todo bien, incluso loable. Pero no sé. A mi hay algo que me da vueltas en la cabeza. Hace pocos años, muy pocos, nuestro Presidente hizo, practicamente, un corte de mangas a EE.UU.
Personalmente, el presidente Bush me cae como una patada en el hígado. Me parece un ignorante y un avaricioso. Pero ¡vaya!, resulta que este Bush gobierna el país más poderoso del "mundo mundial". Y claro, hacerle un corte de mangas al presidente de los EE.UU. es, cuanto menos, contraproducente. Y un hombre con la responsabilidad de nuestro presidente no puede comportarse así. A mi me encantaría, pero yo no soy Presidente. Él podrá estar o no de acuerdo con la política del ignorante, pero no se puede actuar así y no esperar represalias. Y no hay más. Podrán dar doscientos argumentos sofisticados de caracter económico, pero lo cierto es que los más de 1.500 andaluces que se han quedado en la calle, lo están por decisiones poco meditadas y de gran "talante". Digan lo que digan. Y ahora vendrá a decirnos que no los abandonrá, pero eso es como el que tira la piedra, esconde la mano y luego prentende arreglar el tejado.
¡Ala, pues ya está dicho!