<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36306638\x26blogName\x3dSevilla+a+examen\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/\x26vt\x3d3520274169534448124', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El Ojo de Sevilla

07 junio 2007

La amarga victoria y la dulce derrota.
Últimamente leo en muchos periódicos en su edición digital y en muchos blogs cientos de comentarios que no comprenden cómo puede ser que vaya a gobernar Sevilla el partido que no ha ganado. Explicaré brevemente, y muy llanamente, el porqué de los acuerdos.
La Casa Consistorial, el Ayuntamiento, se compone de 33 ediles. En el caso que nos ocupa, 15 han sido destinados al PP. otros 15 para el PSOE y los 3 restantes para IU. Cada edil se reparte por la Ley d´Hondt, que es bastante complicada de explicar pero más o menos viene a decir lo siguiente: el que más votos tiene recibe el primer edil. Ese número de votos se divide entre dos, de forma que si el partido mayoritario recibe 10.000 votos y el siguiente 6.000, al dividir los votos del primero entre 2, quedarían en 5.000 y 6.000 votos. El segundo partido consigue un edil por ser ahora el que más votos tiene. Se vuelve a realizar la misma operación, pero ahora con los de la segunda formación (los que han sacado 6.000 votos, por ser en este caso los que más votos tienen) y se vuelve a repartir otro edil. Y así sucesivamente hasta repartir los 33 ediles.
Hasta ahí la Ley d´Hondt. Ahora comienza la parte más fea (aún): las negociaciones... ¿para qué? Fácil. Llega el momento de que los ediles voten en el Ayuntamiento al alcalde. Para ello, en caso de que el partido ganador no reciba el número de ediles suficientes para que sus votos sean mayoría, debe coincidir con la intención del voto de otros partidos. Es aquí donde las negociaciones dan sus frutos.
¿Es justa esta ley? Bueno, eso ya cada cual lo verá a su manera. Yo creo que es un absurdo que el partido más votado no pueda formar gobierno, ¡sea del signo que sea! Pero así funciona la Democracia que afortunadamente tenemos. Aunque yo estudiaría el sistema de votos que otros países como Francia tiene (aunque creo que solo en las presidenciales), la segunda vuelta. Pero mientras tanto, mejor ir digiriendo que nuestro Excelentísimo lo seguirá siendo durante 1460 días más.
Espero haber resuelto algunas dudas.

Etiquetas: , , , , ,

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Lo que relamente es injusto es que gobiernen dos partidos con un programa nuevo y nunca presentado para su respaldo a la ciudadanía.
Y que en la oposición esté el partido que ha prsentado el programa mas votado.

sábado, 09 junio, 2007

 
Blogger Hispalis said...

Acabo de leer en prensa: "Monteseirín cede ante IU, que logra cinco delegaciones en el nuevo Ayuntmaiento". Que triste que el partido ganador, el que la mayoría de los sevillanos ha votado, no tenga nada que ver con estos repartos. Mientras, Sevilla, continúa sucia, insegura, llena de obras, tráfico... en fin, continúa con el mismo alcalde.

miércoles, 13 junio, 2007

 

Publicar un comentario

<< Home