<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36306638\x26blogName\x3dSevilla+a+examen\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/\x26vt\x3d3520274169534448124', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El Ojo de Sevilla

25 enero 2007

Un rascacielos para Sevilla.
Una gran torre, una altísima edificación, parece que está tomando forma en la Cartuja. Ya queda menos. Los amantes de las ciudades futurísticas están de enhorabuena. Sevilla por fin tiene algo más alto que el ego de nuestro alcalde.
Fuera como fuere, Sevilla estrena rascacielos en Andalucía y lo hace escogiendo el proyecto más conservador. ¿Por qué siempre nos quedamos a medias tintas?. Si pretendemos dar el pistoletazo de salida a una Sevilla nueva y moderna, ¿por qué no hacerlo dando ejemplo? ¿Por qué ser conservador para un proyecto con pretensiones modernas?. Al margen de si gusta o no la idea de que Sevilla abandone aquella norma que prohibía contruir cualquier edificación que superara en altura a la Giralda, eso es otro tema, lo más lógico sería esperar un poco de atrevimiento por parte de un Ayuntamiento (¡por lo menos han descartado el proyecto que se inspiraba en un traje de flamenca!).
¡En fin!...Sevilla se moderniza, ¡o eso dicen!

12 enero 2007

Gobernar el caos.

Ser alcalde de Sevilla no tiene que ser fácil. O eso, o que Sevilla tiene muy mala suerte con los suyos. ¿Tan difícil es tener controladas las actuaciones en la ciudad? ¿Tan difícil es contratar a gente cualificada? Ya conocía el "dedísmo" en Sevilla, pero cuando el caos se hace con la ciudad lo mejor es utilizar ese mismo dedo para responsabilizar y echar a los responsables.
Las obras del metro, como ya nos hemos cansado de observar, un caos. El tranvía (llamado Metrocentro), un mal apaño y uno de los caprichos más caros
de la ciudad. El carril bici, un carrera de obstáculos. ¡En fin!, no es por nada, pero en eso se resume las tres grandes intervenciones que nuestro querídísimo alcalde (¡muchos lo aman!) ha sometido a la ciudad.
¿Tan difícil es Sevilla de gobernar? ¿o tanta mala suerte tenemos los sevillanos con nuestros alcaldes?... No sé, pero mis antiguos decían "el que su muerte elige, hasta la muerte le sabe bien", ¡y qué razón tenían!.