<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36306638\x26blogName\x3dSevilla+a+examen\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/\x26vt\x3d3520274169534448124', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El Ojo de Sevilla

27 septiembre 2007

¿Cómo está la cosa, no?
Hace mucho que no escribo, eso ya lo he dicho en varias ocasiones. Eso y el motivo, claro. Pero hoy, en un descanso, me ha dado por mirar un poco por encima los diarios y, la verdad, lo primero que se me ha venido a la cabeza es "¿cómo está la cosa, no?"
Cualquiera que se meta en 20Minutos y lea únicamente los titulares puede darse cuenta de que Sevilla anda un poco... ¿cómo lo diría? ¿Jodida? Y no es que lo diga yo, lo dicen los titulares, q tampoco hay que tomárselos muy en serio... Los periodistas ya se sabe. Pero aunque sea un poquito si hay que prestarles atención:
- La Junta quita el apoyo en casa a nueve familias con hijos psicodeficientes.
- El Ayuntamiento sigue aplicando el redondeo en la zona azul.
- Cierran la piscina de San Pablo y dejan a 170 niños en la calle.
- Los sevillanos recibirán 85 euros menos del Estado que el resto de los andaluces.
- Las pensiones de los andaluces están entre las más bajas del país.
- La plaza de la Alfalfa no estará lista hasta el viernes 11 de octubre.
- La bolsa de trabajo de la Hispalense denunciada al Defensor del Pueblo.
- Los vecinos de los Príncipes, atemorizados por un grupo de 'canis'.

En fin, hay que no querer ver para no darse cuenta. Quería escribir algo cortito sobre algo que tuviera relativa importancia pero ¿sobre cual?
Le preguntaré al de la foto, que parece que está contento con lo suyo. La cosa está jodida, ¿no?



18 septiembre 2007

Ya que mi tiempo es escaso en las ultimas semanas, con su permiso, don Antonio, pego aquí su artículo de hoy. Espero algún día saber la mitad de la mitad de la cuarta parte de lo que sabe usted de Sevilla.
Un saludo.










Gorigori por el Bar Laredo


La frase guasona de la transición, «¿diseñas o trabajas?» hay que cambiarla ahora en Sevilla por esta otra: «¿Diseñas o destruyes?» Lo malo es que te responden:
-Las dos cosas. Diseño una ciudad nueva de pieles sensibles para sevillanos insensibles que se extasían ante las catetarias. Diseño plazoletas, de donde destierro para siempre el albero y los bancos de toda la vida y las dejo todas como la Plaza de la Pescadería, donde está vendido todo el pescado de las perrerías contra Sevilla. Eso en cuanto a diseñar. Y en cuanto a destruir, destruyo todo lo que se me ponga por delante y que suene a rancio, solo o en compañía de otros, que para algo soy de la Clase Creativa.
La Clase Creativa tiene ahora la piqueta. Se la quitó a Pavón por el procedimiento del tirón. Pavón era un derribista de derechas. Derribista del franquismo. Estos se están cargando a Sevilla en nombre de la democracia, la modernidad y el progreso, tal como el alcalde García de Vinuesa echó abajo las murallas y sus puertas. Lo último que se han cargado (por ahora) ha sido el interior del Bar Laredo. Por paniaguado interpuesto, pero se lo han cargado. Han dejado el Laredo como la palma de la mano. Claro: era tan rancio todo lo que había mantenido Rodrigo Díaz, legado por su padre el montañés... Ellos sí que lo van a poner bonito y turístico, a juego con las catenarias.
No tienen ni idea de la historia contemporánea de Sevilla, aparte de muy mal gusto. Con el Bar Laredo vaciado completamente se han cargado la más representativa de las obras de decoración que nos quedaban del pintor Juan Miguel Sánchez, académico de Bellas Artes, el que está retratado junto con Bandarán y con el autor del cuadro en «Los patronos del Museo», de Alfonso Grosso. (Bueno, sí, queda una obra decorativa de Juan Miguel: el interesante paso de palio de la cofradía de Los Negritos, que llaman «orientalizante» y que fue una innovación en su momento, lo «juanmiguelino» renovador frente a lo juanmanuelino tradicional. Y quedan sus frescos de la Estación de Autobuses del Prado.)
La biografía de Juan Miguel Sánchez, nacido con el siglo en El Puerto de Santa María, es un paradigma social de las Bellas Artes en la Sevilla del XX. Comenzó como pintor de vanguardia, y por ejemplo su cartel de Semana Santa de 1931 es el más avanzado de cuantos se han pintado. Tras la guerra civil, igual que los arquitectos de la llamada «vanguardia imposible», se tuvo que plegar a la estética conservadora y academicista de los vencedores. Y siendo tan gran pintor, en aquella Sevilla de las riadas, los corrales, los desfiles y las camisas azules se tuvo que ganar la vida como decorador de establecimientos comerciales. En los que, paradójicamente, sí pudo hacer vanguardia, «art decó» perfecto, racionalismo de interiores, mientras que con los pinceles tenía que plegarse al gusto dominante.
Juan Miguel Sánchez cambió los gustos del viejo comercio sevillano con su empresa «Decoración Sánchez Gómez», que fundó en sociedad con Manuel Gómez Moreno. Aunque destruidas en su mayor parte, estas decoraciones «art decó» marcan una vanguardia. De Juan Miguel era el Bar Plata, en Martín Villa; la horchatería Fillol de la Avenida; los Almacenes Iñiguez de la calle Velázquez; la Peletería Reyes de la calle Francos; la perfumería Bella Aurora de Hernando Colón; la farmacia racionalista de Francos esquina a San Isidoro; o los frescos del Cine Bécquer. Y el Bar Laredo, su gran obra, firmada y fechada, de la que ahora han destruido hasta el último espejo, la última madera, la última escayola. Una obra, por cierto, donde Juan Miguel contó con la colaboración del pintor Juan Ruesga Salazar, el ceramista de los retablos comerciales de Deportes Z en Sierpes.
El racionalista Bar Laredo era un monumento vivo de aquella Sevilla que por lo visto hay que borrar a cualquier coste. Somos tan catetos e incultos que no sólo nos estamos cargando lo tradicional, sino incluso la vanguardia. Un día de éstos somos capaces de derribar la Casa Duclós de José Luis Sert en Nervión. Igual valor de época tenía el interior que Juan Miguel Sánchez diseñó para el Laredo y, ya ven, se lo han cargado. En nombre de la modernidad precisamente.

Antonio Burgos

13 septiembre 2007

Mucho por hacer
Diez días llevo sin actualizar el blog. Lo siento. Que nadie piense que lo he abandonado o que me he aburrido (¡no caerá esa breva!). No, la cuestión es más sencilla. Tengo poco tiempo libre. Llevo un comienzo de trabajo tras las vacaciones que no paro. Para más Inri estoy medio mudándome, así que aún menos tiempo. Por otro lado no dispongo de conexión a Internet como hasta ahora.

¡En fin! Mucho por hacer y poco tiempo para mi. Os pido un poco de paciencia y que no os desaniméis. Pronto volveré y con mucho que decir, como siempre. Mientras tanto, si alguien quiere publicar algo en este blog, como siempre, esta es su casa.

No tardo...

03 septiembre 2007

Transparencia y claridad
¡Pues no le pide nada José Joaquín Gallardo, decano del Colegio de Abogados de Sevilla, a nuestro Ayuntamiento! A veces nos hacemos los despistados y pedimos cosas como esas. ¿En qué le pide "Transparencia y Claridad"? Pues en el porqué al rechazo de construir la "Ciudad de la Justicia" en los terrenos donde actualmente se celebra la Feria de Abril. En un principio ese había sido el lugar elegido pero por motivos no aclarados se ha echado marcha atrás.
¿De verdad esperamos "Transparencia y Claridad" o es que nos gusta oírnos en los medios? Que conste que estoy totalmente de acuerdo con Don José Gallardo, pero hombre, eso se le puede pedir a un Ayuntamiento formal y serio... Y eso, precisamente éste, dejó de serlo hace muchos años.
¿El motivo? Pues cualquiera sabe. Querrán construir viviendas de lujo (salvo alguna que otra VPO para justificar), o tendrán otro proyecto donde algún enchufado intervenga de alguna manera... no sé. Pero lo que si sé es que no nos enteraremos nunca. Así que no será ni "transparente ni claro"... pero eso a los medios les dará igual. La mayor transparencia que vamos a poder ver es la que muestro en la foto.
Algunas noticias relacionadas:
La Junta proyecta su Ciudad de la Justicia junto a depósitos de material inflamable.
El proyecto pasa de tener el Metro a la puerta a estar a dos kilómetros de la parada.
El presidente de la Audiencia se suma a las críticas a Justicia.

En fin, más de lo mismo...