<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36306638\x26blogName\x3dSevilla+a+examen\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/\x26vt\x3d3520274169534448124', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El Ojo de Sevilla

20 febrero 2007

El "Mercado de la carne"
Ocho años hace que trasladaron el Mercado de la Carne de su ubicación original. Ocho años en los que gracias a Dios los comerciantes se han acomodado y no están interesados en volver. ¡Bueno, eso que ganan! Pero ochos años lleva sin uso un edificio del que me costaría calcular la cantidad de metros cuadrados que tiene. Un edificio situado en un zona inmejorable. De nuevo mi cabeza produce cientos de preguntas que como siempre, quedan sin respuesta y que por esta vez no pronunciaré (¿para qué?).
Posibilidades miles. ¿Los comerciantes no quieren volver?, ¡genial, vamos a darle otro uso! ¿Qué uso?. ¡¡Buff!! Creo que podría abrir una entrada para invitaros a que participéis y Blogger tendría problemas de almacenamiento. ¡¡Desde un polideportivo pasando por museos y acabando por VPOs!! En fin, posibilidades tantas como colores.
La cosa es que como siempre Sevilla está abandonada a su suerte por unos políticos que lo único que buscan son formas de facturar y facturar a costa de los trabajadores..¡esos que usan como argumento en sus siglas!.
Siempre me he preguntado si los sevillanos nos merecemos los políticos que tenemos (gobernando y en oposición) o somos víctimas. Y siendo sincero, estoy convencido de que nos meremos lo que tenemos, así de claro.

10 febrero 2007

El abandono de una ciudad.
Paso diariamente por la Casa de la Moneda y cada día me recordaba a mi mismo que debía hacer una entrada en el blog sobre su lamentable estado. A pesar de todo aún hoy puede apreciarse mucha belleza en su fachada principal. Pero es imposible no inmutarse. ¿Nadie se fija? ¿Nadie ve lo que yo veo? Está claro que si, pero entonces ¿por qué nadie dice nada? Buscando información por la red sobre dicha construcción me topé con esta web alojada en el portal de la universidad de Sevilla. Paso a citar algunos datos interesantes que se pueden leer en dicha web, pero antes aclaro que la foto expuesta en esta entrada tiene una semana de antigüedad. Las que se ven en la web son del 2003, ¿alguien encuentra las diferencias?:

- Las portadas monumentales fueron diseñadas por el ingeniero-arquitecto: Sebastián Van der Borcht.
- A mediados del siglo XVIII la Casa de la Moneda de Sevilla se encuentra en una situación lamentable.
- Deplorable estado de abandono que presenta actualmente esta portada dieciochesca, sin que a nadie parezca interesarle. En cambio, se rehabilitaron las viviendas interiores que eran más rentables.

Nace en mi un verdadero sentimiento de impotencia al observar como un edificio tan emblemático situado en el mismo casco antiguo de la ciudad es abandonado a su suerte. ¿Qué ocurre para que no se haya comenzado su reforma aún. Pero es más, por mucho que de aquí a un año acaben metiéndole mano, ¿qué ha pasado durante tantísimos años? ¿qué intereses hay detrás de todo este abandono?. Desde aquí hago un llamamiento a quién corresponda. No dejen que semejante construcción se acabe hundiendo aún más. Hagan algo por Sevilla, que Sevilla ya les ha dado de sobra.
Ultimamente pienso que el blog debería haberse llamado ¡SEVILLA: S.O.S.!

04 febrero 2007

¡Se paga y ya está!

Uno ya empieza a creer de si mismo que verdaderamente es estúpido o que su lógica y sentido común se deterioran por momento. No sé. Pero mientras mi entendimiento siga dictando mis palabras no lo voy a dejar. El excelentísimo es excelente es sus acciones. Supongo que está babeando como un hambriento a la espera de que pueda dedicarse a inaugurar sus planificadísimos proyectos. Pero tanta baba debe ser que no le deja lugar para ese sentido común al que antes me he referido. Pero que nadie se preocupe, lo tendremos cuatro años más de "cabeza del ayuntamiento" (con el doble sentido incluído). ¡Lo hace todo tan bien!


Los vecinos de la calle San Fernando reclaman lo que se les prometió y no se les ha dado (¡qué raro! ¿no?). ¿Nadie se ha fijado lo preciosas que quedan las farolas nuevas? Sus vecinos si, y claro, ahora reclaman sus antiguas farolas. Esas que les prometieron que habían retirado para no dañarlas y que las devolverían al finaliza las obras. ¿De verdad alguien pensaba que este excelentísimo haría algo bien a la primera?. Pero no hay que preocuparse, en el mejor de los casos volverán a colocarlas, con el consiguiente gasto que supone retirar las nuevas y volver a poner las antiguas (como se prometió). ¡Se paga y ya está!


Por otro lado nuestro ya queridísimo metro vuelve a ser noticia. Seguro que dentro de poco nos argumentan que Sevilla es una ciudad complicada, o que la culpa la tiene algún político de la oposición. La cosa es que la tuneladora ha tenido un error de cálculos y se ha desviado de su trazado 1 metro (al menos esa es la cifra que han facilitado, ¡cualquiera sabe!). La cosa es que se ha desviado. Ahora toca retrasar las fechas, rectificar el trazado, y pagar su coste, que seguro que no es poco. Pero no pasa nada. ¡Se paga y ya está!.


En fin, al menos tenemos nuestra Plaza Nueva ya terminada y bien bonita. No lo voy a negar, a mi me gusta. Me gusta y mucho. Lo malo es que está sin acabar, aunque nos la han metido doblada porque de nuevo está abierta. ¡En fin! No estaría mal, al menos, que dejaran la exposición de Igor Mitoraj de forma permanente. O que rotaran exposiciones semejantes durante todo el año. Lo único que cambiaría sería las palmeras. Sevilla en verano es un horno y si no damos sombras, no hay quién aguante. Caso que se puede trasladar a la Avenida de la Contitución. Muy bonita, pero esos naranjos no dan sombra, por muy centenarios que sean.


¡Qué bonita va a quedar Sevilla! Con sus retrasos, con sus rectificaciones, sus errores...¡qué mas da, se paga y ya está!




01 febrero 2007

Hoy me salgo un poco del tema que nos reúne: Sevilla. Hoy quiero dedicar una entrada Antonio Burgos, que ha escrito un artículo digno de leer y releer. Mañana hablaré de lo que ha pasado con la tuneladora, las farolas de San Fernando y de las obras (de nuevo) en la Plaza Nueva. Pero hoy deseo publicar lo que Antonio Burgos ha dicho sabiamente.

Sierra Nava no es el Prestige.


Nunca hasta la otra noche había visto a un señor trajeado de tapicería. Pero no de tapicería resultona de Laura Ashley o de Gastón y Daniela, no. Tapicería de «mujeres, a leuro el kilo», de puesto de gitanos aleluyas del mercadillo. Vi a un señor trajeado de tapicería del Piojito. ¿Quedaban más metros, hijo mío, que quiero hacerme un terno así y estrenarlo el Domingo de Ramos, que a mí a modernidad no hay quien me gane? Hablo de la gala de los premios Oscar, que es como en Cádiz les llaman a los Goya, para que nadie pueda darte el premio de la rima fálica con el apellido del pintor.
Y si me sorprendió ver al señor tapizado presentando la gala, más que pasaran las estatuillas y las estatuillas, los lujosísimos trapos y costosas pieles de las progres Visa Oro, y allí nadie citara la bomba de Barajas, como antaño la guerra de Irak. Ni condenaran a la ETA, como antes le mentaban sus castas todas a Bush. Hasta que ayer Oti Rodríguez Merchante me dio la clave en su esclarecedora Tercera de ABC. Para la pipirijaina del titirimundi la consigna era que no había consigna. Habían dejado la consigna en consigna. Una maravilla. Con razón dicen que el cine es una fábrica de sueños. En la tómbola oficial de la fábrica de sueños, por unas horas no insultaron a los diez millones de votantes de la derecha ni nada. Sin que sirva de precedente, los progres de Visa Oro, de los que viajan en gran clase a Chiapas y se alojan en hoteles de cinco estrellas para mostrar su solidaridad a los zapatistas de allí como se la muestran, trincando, a los zapateristas de aquí, pronunciaron sus discursos, dieron las gracias, y no dijeron palabra alguna que comenzara por P: ni Paz ni Proceso, ni PP. La única P de la noche fue la P de Penélope. Una maravilla.
Maravilla que demuestra que son unos monstruos. Mientras se celebraba la gala, media Andalucía, gobernada por sus amiguetes, estaba bajo un inmenso temporal, como de exteriores de una película de naufragios. Una autovía de la red nacional, la A-92, estaba cortada por la nieve y por la incompetencia. Como la gente no suele hacer caso a los avisos de la Dirección General de Tráfico y se empeña en ir al trabajo, acudir al médico, visitar a los parientes y esas cosas, pues hubo un montón de automovilistas atrapados. No Passssa Nada. Andalucía es de los nuestros. Como No Passssa Nada en el Estrecho con ese temporal. Un barco, el «Sierra Nava», a las mismas horas de la consigna de silencio en los Goya, encallaba en el Estrecho. En esa otra Costa de la Muerte que es el Estrecho de Gibraltar. Costa de la muerte de las criaturas que perecieron en las pateras de la playa tarifeña de los Lances, cuando todos se preocupaban muchísimo de los linces y no de los pobres moros que se ahogaban en el Estrecho. El Estrecho del embudo. Al avío que se va el tío. De aquellos muertos del Estrecho no se hablaba, como no se habla de los dos ecuatorianos asesinados por la ETA en el aparcamiento de Barajas. De este barco, del «Sierra Nava», segunda edición del «Prestige», «Prestige» a la andaluza, ya sin Fraga ni Aznar en el poder, tampoco hay que hablar. De chapapote está poniendo las playas de la bahía de Algeciras hasta las mismas trancas, 350 toneladas de petróleo lleva en sus tanques, pero da lo mismo. Como Algeciras está en Andalucía, y en Andalucía mandan los nuestros, y como la cuestión de los barcos depende de Magdalena Alvarez, y Maleni es de los nuestros, aquí no habrá quien saque esta vez pegatina alguna del «Nunca mais», ni civil Camino de Santiago con los voluntarios yendo a recoger chapapote. Entre otras cosas, porque no vamos a tirarle como entonces el chapapote a la cara al presidente del Gobierno, porque es de los nuestros.
Son unos artistas. Los titirimundis de la pipirijaina de los Goya (sin premio) y los que viven del poder e islas adyacentes. Unos virtuosos de la consigna. Están, como el presentador, tapizados. Tapizados de unanimidad. Es una maravilla cómo de Rubalcaba y Blanco abajo, todos repiten como loritos la cantinela del argumentario que han recibido esta mañana. Ellos sí que se merecían el premio Goya a la mejor superproducción de manipulación de la verdad.
Antonio Burgos