<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36306638\x26blogName\x3dSevilla+a+examen\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sevillaaexamen.blogspot.com/\x26vt\x3d3520274169534448124', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

El Ojo de Sevilla

11 julio 2007

De nuevo Botellón...
Ultimamente es noticia, de nuevo, el "Botellón". No quiero centrarme en las decisiones políticas que han llevado a permitir dicha reincidencia. ¿Para qué? Todos sabemos de qué pie cojea este Ayuntamiento (que hace años organiza un viajecito para los amigos por la américa comunista y ahora les regala autobuses). No, hoy voy a dejar al Excelentísimo y a "el de la Pipa" tranquilos.
El problema no es el "Botellón". No es un invento nuevo ni es la única forma de divertirse de los jovenes. El problema, como siempre digo, es la falta de medida y de sentido común. No se trata de tomarse una copa con los amigos, se trata de emborracharse con ellos. ¿Todo el que hace botellón se emborracha? No. No estoy diciendo eso pero, a ver, ¿quién de los que hace "Botellón" (o hacía) afirma, con la mano en el corazón, que eso no es o era lo normal, lo generalizado? Dejemos de lado los intereses de cada uno (¡qué parecemos políticos, coño!) Reflexionemos un poquito.
Como he escuchado en multitud de veces no es un invento del siglo XXI. Las cervecitas al fresco han sido siempre de lo más normal. ¿Pero de verdad es comparable "la cervecita al fresco" con el "Botellón"? Sinceramente no creo que eso lo piense nadie. El "Botellón" genera borrachos ¡por lógica! Una botella por cada 3 o 4 personas no puede dar otro resultado. Genera ruido porque no se reúnen 20 o 30 personas, sino 200 y 300. Produce sucidad porque no hay educación. Y es en este punto donde entran en juego esos padres que luego se quejan por los problemas del "Botellón". Unos padres que no han conseguido educar a sus hijos con los valores que luego defienden no pueden pretender que otros, en este caso el Ayuntamiento y las autoridades, hagan lo que a ellos les correspodía.
¡Ojo! No estoy defendiendo el "Botellón". No puedo defender algo que no hace sino degenerar a la ciudad. Es la definición pura del "Botellón" la que si es respetable. Tomarse una copa con los amigos, responsablemente, tomando el fresco en algún banco... ¡eso sería de lo más normal!. Pero eso es una utopía. Hoy por hoy es imposible pretender eso. Si quedas con los amigos para tomar una copa, hay que "empuntarse", olvidar la botella vacía en el suelo, romper los vasos en la calle y orinarse en los árboles. ¿Quién puede negar eso? Pues muchos. Pero desgraciadamente minoría frente a los que no pueden.
¿Dónde está la medida?¿Dónde el sentido común?

1 Comments:

Blogger el aguaó said...

Yo creo que el 'botellón' comenzó como solución a los altos precios de las discotecas, que pedían (y piden) un alto impuesto por una copa.
Actualmente creo que se ha desvirtuado y las 'botellonas', o el 'botellón', es una forma de emborracharse en grupo. Una excusa pa' cogerla 'doblá'. Ese es el problema.

Luego están la educación, el saber estar y el sentido común... y ésa es la cuestión: ¿alguien sabe dónde están? Nadie. Porque parece que se han perdido.

Un abrazo.

jueves, 12 julio, 2007

 

Publicar un comentario

<< Home